viernes, 28 de abril de 2017

García-Alix, comisario de seis exposiciones de PHotoEspaña

El fotógrafo reúne para la 20ª edición del festival a un grupo de autores "heterodoxos sublimes"

Una de las imágenes de 'Cafe Lehmitz' (Anders Petersen)

El fotógrafo Alberto García-Alix será el comisario de seis exposiciones de la próxima edición de PHotoEspaña, que se celebrará del 31 de mayo al 27 de agosto. El Festival Internacional de la Fotografía y las Artes Visuales ha dado "carta blanca", según la directora del certamen, María García Yelo, a este autor, que ha escogido a un grupo de "heterodoxos sublimes en los que la emoción lo es todo". Este es uno de los atractivos de una edición que no es temática, sino que se plantea como una fiesta de la fotografía en la que participarán, como novedad, museos de fuera de Madrid: Valencia, Bilbao y Palma de Mallorca, entre otras ciudades, e instituciones de París, Chicago, Berlín, Dublín y Melbourne.

García-Alix (León, 1956) dijo en la presentación que, tras ocho meses de trabajo, ha seleccionado a fotógrafos "que están fuera de la norma y son muy potentes, me identificó con ellos". "En ese proceso de elección vinieron unos de la mano de otros". En el texto que acompañó la presentación, en la sede de La Fábrica, en Madrid, García-Alix escribe sobre Antoine d’Agata (Marsella, 1961) que "toma la carne como catapulta de los sentidos". Sus fotos de desnudos "convulsionan y agitan". D’Agata, reportero de la agencia Magnum, muestra cuerpos "como si moldeara barro, y lo aprisiona a límites que aniquilan la intimidad". Sus imágenes podrán verse en el Círculo de Bellas Artes.

En ese mismo espacio estarán dos trabajos: Loaded Shine, del portugués Paulo Nozolino (Lisboa, 1955), del que destacó "la pulsión de sus paisajes, con imágenes que parecen salidas de sueños". Y el del francés Pierre Molinier (1900-1976), que se autorretraba travestido. "Parece una muñeca con la piel de otros cuerpos", describió García-Alix. Es un mundo de fotomontajes con cuerpos entrelazados y fetichismo, cuyo estilo calificó de "modernismo gótico". Molinier es "un exhibicionista abriendo su gabardina", un tipo que eligió para su epitafio: "Fui un hombre sin moralidad".

La exposición de la que habló con más ilusión García-Alix es la que en CentroCentro mostrará la célebre ópera prima del sueco Anders Petersen (1944), Café Lehmitz. "Preparando esta muestra pude ver las hojas de contacto, que Petersen pintaba, lo que da a esta obra una mayor dimensión y poder plásticos". Son retratos de las personas que pisaban este café de Hamburgo, de las que el sueco se mostró cómplice, "en una atmósfera genial, con la mirada de un antropólogo, que no juzga".

De la artista mexicana Teresa Margolles (1963) llegarán, también a CentroCentro, sus fotos de artistas transgénero de Ciudad Juárez, que posaron en solares de lo que fueron discotecas y bares de copas. Forense de formación, "en su obra, Margolles siempre pone su aliento en la violencia".

El último heterodoxo sublime invitado por García-Alix es el suizo Karlheinz Weinberger (1921-2006), un autodidacta, mozo de almacén durante 30 años, que "sólo era fotógrafo de viernes a domingo". A mediados de los años cincuenta retrató a moteros, roqueros y chaperos, de los que podrá verse una selección en el Museo del Romanticismo.

El premio Nacional de Fotografía en 1999 anunció que colaborará en otra actividad de PHotoEspaña, un laboratorio que se instalará en el centro Tabacalera, donde varios fotógrafos y editores experimentarán con diversas propuestas que mostrarán al público.

via El País

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
NOTIFICAR UN ERRO

0 comentários:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2010-2017 Resumo Fotográfico. Licencia.
Belo Horizonte, MG - Brasil