miércoles, 26 de abril de 2017

Fotógrafo de Magnum registra las viviendas precarias y los campamentos de refugiados en Paris

Lorenzo Meloni fotografio refugios temporales y precarias estructuras que miles de refugiados y personas vulnerables llaman hogar en la ciudad de las luces


Friedrich Nietzsche dijo una vez, "un artista no tiene una casa en Europa, excepto en París." Sin embargo, para asegurar un lugar para vivir en Francia nunca ha sido un proceso fácil. Como Lorenzo Meloni, fotógrafo de Magnum con sede en París, se describe su propia experiencia de reubicación a Francia desde Italia, "es extremadamente complicado: el papeleo, los seguros, garante, es una verdadera lucha."

Fue a través de este proceso que Meloni encontró junto a su nueva residencia, un hogar para jóvenes trabajadores inmigrantes. Caminando por París, se encontró entonces un campamento improvisado que los migrantes se establecieron cerca de la estación de metro de Stalingrado. Estos dos descubrimientos inspiraron su documentación de una pregunta persistente, pasó varias semanas en el verano y otoño de cobertura: el desenfrenado problema de la vivienda pobre y sin hogar en París, una ciudad decididamente más famoso por sus tiendas de lujo y café cultural que por sus campos de refugiados.


Sin embargo, como se informa en el New York Times en noviembre de 2016, alrededor de 100 inmigrantes llegan en París todos los días. Esto marca un alejamiento de la selva de Calais, que se canceló el pasado invierno, la capital francesa. Principalmente de África y Afganistán, que vienen con la esperanza de seguir a Gran Bretaña o el asilo expedientes en Francia.

Se estima que más de 3.000 migrantes viven en un campamento improvisado entre las estaciones de metro Jaurès y Stalingrado, "los enclaves de tiendas de campaña perro son islas de la miseria en medio de la prosperidad del primer mundo", dice el New York Times.

Lorenzo Meloni fotógrafo tiene experiencia de fotografiar zonas de conflicto, como en Libia, Siria e Irak; Documentación de la miseria que la guerra inflige a las personas obligadas a seguir el movimiento se extiende ahora a lo que sucede cuando llegan a Europa.


Él dice: "Yo estaba muy sorprendido de ver que en Francia .... En París, los migrantes me llevaron a sentadillas y descubrieron las terribles condiciones de vida que vi viviendas públicas, campamentos ilegales, los callejones ... En. Entonces pude ver los enfrentamientos con la policía cuando los ocupantes y desalojo o limpiar los campos de la calle. Conocí a mucha gente, pasaron mucho tiempo con ellos y construir confianza con la gente que estaba fotografiando ".

Los enfrentamientos con la policía que las referencias son parte de un ciclo continuo de la falta de vivienda y la violencia. inmigrantes o grupos de ocupantes encontrar un nuevo lugar de refugio, que atrae a más miembros sin hogar. Con el tiempo, el aumento de los números, las condiciones de vida se deterioran y los gángsteres comienzan a tomar ventaja de vulnerables mientras que los residentes ricos se quejan y empezar a actuar. Finalmente, la policía es llamada para hacer frente a la situación, a menudo resulta en la violencia y la gente de nuevo en movimiento.


Las condiciones son peores que nunca para las personas sin hogar y los refugiados de París con la escalada de brutalidad policial y el deterioro de las condiciones de los migrantes, según lo informado por The Independent en febrero de 2017. En el informe se entrevistó a más de 300 migrantes que citó el uso de gases lacrimógenos por la policía, los problemas de salud mental no controlados, incluyendo la depresión y el suicidio, y la pérdida deliberada de artículos de primera necesidad como mantas por la policía.


Si no está en la calle, sin hogar que buscan refugio en refugios temporales y los sitios dedicados a los refugiados. Sin embargo, el acceso a éstos se limita a aquellos que han logrado navegar por el sistema bizantino de refugio oficial búsqueda en la UE, un sistema que, como aDiane Abbott en un artículo en el Huffington Post, los refugiados tienen miedo a entrar por temor a ser enviado de vuelta al primer país entraron en la UE.


Meloni encontró consuelo en el trabajo de los grupos de ayuda dedicados a ayudar a las personas involucradas en este ciclo, destacando "la generosidad, el increíble compromiso de los voluntarios que se ocupan de todas las personas en hogares inestables." Por ejemplo, las organizaciones como BAAM (Oficina de acogida e accompagnement des migrantes) ofrecen clases de francés gratis para los migrantes y MSF (Médicos Sin Fronteras) son, desde enero de 2017, ofreciendo clínicas móviles en toda la capital francesa.

Meloni sigue: "Este es un tema muy complicado, porque, obviamente, Europa no puede aceptar en absoluto, es imposible, pero también es imposible no hacer nada".












via Magnum Photos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
NOTIFICAR UN ERRO

0 comentários:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2010-2017 Resumo Fotográfico. Licencia.
Belo Horizonte, MG - Brasil