Back to Top

jueves, 5 de abril de 2018

Serie fotográfica reproduce las últimas comidas de presos ejecutados injustamente

En 2013, Amnistía Internacional Puerto Rico, en sociedad con el fotógrafo James Reynolds, encabezó una campaña para la exoneración del corredor de la muerte. El proyecto tiene como objetivo concientizar y alarmar a las personas sobre la parte más sombría de esa práctica. A continuación se muestra la información de algunos acusados y cada una de sus últimas comidas:

Cameron Todd Willingham, ejecutado por homicidio en 2004, presumido inocente en 2010.


Cameron pidió galletas de patata estadounidenses, anillos de cebolla, enchiladas y dos rebanadas de pastel.


Ruben Cantu, ejecutado por asesinato en 1993, presumido inocente en 2005, y luego probado inocente en 2010.

Ruben pidió pollo frito y arroz.


Leo Jones, ejecutado por homicidio en 1998, a pesar de presumido inocente desde 1993.

Jones pidió filete, huevos, patatas y tostadas.


David Spence, ejecutado por asesinato en 1997, presumido inocente en 2000.

David pidió pollo frito, papas fritas, té, café, coca y helado de chocolate.


Claude Howard Jones, ejecutado por asesinato en 2000, presumido inocente en 2010.


Claude pidió filete, huevos, tostadas con gelatina y una sola salchicha.


La campaña también implementó esa idea en un "Restaurante de la Última Comida". Ver cómo fue:



via BuzzFeed

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
NOTIFICAR UN ERRO

0 comentários:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2010-2018 Resumo Fotográfico. Licencia.
Belo Horizonte, MG - Brasil