lunes, 20 de noviembre de 2017

El bebé elefante y la importancia de la fotografía como denuncia


Recientemente, la fotografía de un hijo de elefante en llamas y su madre huyendo de una multitud causó polémica en internet. La triste imagen fue vencedora del concurso Sanctuary Wildlife Photography Awards 2017 y refleja una realidad común en la India, pero que ha sido ignorada hace mucho tiempo por las autoridades. Después de la publicación de la foto, sin embargo, mucha de esa revuelta por la situación retratada se ha vuelto al autor de la fotografía. Algunas personas han acusado al fotógrafo Biplab Hazra de aprovecharse de una tragedia para promoverse. Sin embargo, es importante recordar que sin esa imagen la gran mayoría de las personas ni siquiera sabría de la existencia de ese problema.

Al denunciar un problema grave que ocurre, el fotógrafo evidencia la cuestión y sirve de documento para que las autoridades sean cobradas. En este momento, este tema está siendo discutido en todo el mundo. La cuestión me recordó una entrevista que realicé con João Marcos Rosa, fotógrafo de National Geographic Brasil, para la primera edición impresa del Resumen Fotográfico: "Creo en aquella máxima de que 'necesitamos conocer para preservar'. Si usted no sabe que eso existe o no tiene ciencia del riesgo de que una especie o ambiente está sufriendo, usted no está ni ahí ", afirma Juan." Entonces, si esos temas no estuvieran a la superficie, principalmente por medios independientes, tal vez, la gente no tenía ciencia ".

Un "bebé" de media tonelada y la estética

Algunos cuestionan que Hazra debería haber hecho algo para ayudar a los elefantes. Sin embargo, tenemos que recordar que no estamos hablando de un perrito que encontramos perdido por ahí. Estamos hablando de un animal salvaje que puede nacer pesando hasta 100kg. En otras palabras, el "bebé" debe pesar cerca de media tonelada y puede aplastar a un humano adulto. ¿Qué decir entonces de una madre desesperada? Sin hablar de que todavía hay en escena una multitud de personas jugando bolas llameantes y fuegos artificiales en los animales. Es decir, cualquier persona que tenga suerte de llegar cerca de los animales sin ser alcanzado, todavía tendrá que enfrentarse a la furia de un animal que pesa cerca de cuatro toneladas.

Otros cuestionan la calidad estética de la foto, pues no tiene composición. Pero es importante resaltar que no se trata aquí de una fotografía ensayada o de un evento premeditado. Imagínese llegar a un camino con matorrales de ambos lados y de repente se sorprende con un elefante en llamas. Son fracciones de segundo para disparar. No hay tiempo ni espacio para cambiar de ángulo. ¿La luz? ¡Es esa misma! No tiene como configurar flash o esperar la hora mágica.

La premiación refleja no sólo la cuestión estética de la imagen, sino lo que ella representa. El premio es un intento de concientización sobre el tratamiento de elefantes en el país. "Al premiar la fotografía, queríamos aumentar la concientización sobre la práctica de la violencia contra los elefantes en Bengala Occidental y en otras partes del país", dijo Anirudh Nair, editor de Sanctuary Asia.

Repercusión

La fotografía de Hazra y su historia se extendió rápidamente y estampó los sitios y periódicos de todo el mundo. Según el diario The New Indian Express, ahora el departamento forestal recuperó sus sentidos y construyó trincheras profundas a lo largo del perímetro de la selva cercada con cable eléctrico. Esta cerca electrificada no los matará, pero es lo suficientemente fuerte para repelerlos. "Hemos dejado mucho peor detrás de nosotros", añadió Mazumdar.

Es importante entender que la fotografía no sólo sirve para mostrar lo que queremos ver. Ella tiene el poder no sólo de mostrar la realidad, sino de transformarla a través de la reflexión que propone ante una situación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
NOTIFICAR UN ERRO

0 comentários:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2010-2018 Resumo Fotográfico. Licencia.
Belo Horizonte, MG - Brasil